Uruguay: se abre el mercado de productos derivados de la marihuana

MJ

Un año después de su legalización, aparece un nicho prometedor. Buscan utilizar la planta para la fabricación de ropa, cosméticos y otras cosas.

Un año y días después de legalizarse en Uruguay la venta y el cultivo de marihuana, se bifurca un mercado de productos que a nivel local parece ser prometedor.
Entre algunas de las variantes que podrían surgir a futuro aparecen la fabricación de ropa, cosméticos y ladrillos para la industria de la construcción. También la importación de semillas y productos para el cultivo y el consumo de plantas.
Todo ello llevará tiempo, dado que deberá ser dispuesto legalmente, como ya ocurrió con el decreto que permite el uso medicinal de la marihuana.
Según indica el diario El Observador, los uruguayos, al igual que los extranjeros esperan que se ponga en marcha la legislación que regula el mercado local para avanzar en los negocios.
De esa manera empresas nacionales e internacionales buscan que el cannabis no sea utilizado para diferentes usos.
Uno de ellos podría ser la extensión de los denominados locales grow shops, donde se comercializan artículos para el cultivo de la planta, al igual que para su consumo.
En tanto, otro veta es la de producción de vestimenta, a través del cáñamo. Es que recientemente se aprobó un decreto reglamentario para el uso industrial de la marihuana.
En ese aspecto, la diseñadora uruguaya Patricia Motta, de 29 años, fundó pocos meses atrás el emprendimiento llamado Cañamama.
Según explicó, confecciona prendas varias para hombre y mujer hechas 100% de cáñamo o combinando en porcentajes reducidos con seda o algodón.
Una tercera variante es la industria de la construcción. El objetivo a nivel local es vender bloques a barracas y ofrecer soluciones habitacionales bajo la modalidad llave en mano, indica el periódico local.
Finalmente surge la posibilidad de la importación libre de semillas de cannabis, para abastecer a las plantaciones estatales o a los clubes cannábicos.

 

Fuente: IP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestro Manual de Buenas prácticas