Presente y futuro de los mercados de drogas en línea

drogas online

drogas online

En el momento actual hay más de veinte mercados en línea de drogas que operan a través de Tor, un software que permite navegar de forma anónima a través de internet. En el momento actual, Evolution Marketplace y Agora son las dos plataformas líderes, con más de 16.000 productos a la venta. 

Evolution casi duplicó el número de artículos ofrecidos en las semanas que siguieron al cierre de Silk Road 2.0, y Agora cerró temporalmente los registros ante la avalancha de compradores y vendedores que se produjo en aquellas semanas.

“Tor proporciona seguridad y anonimato en la conexión a internet en países donde existe censura”

Pero hay mucho más. Tenemos mercados que parecen parques temáticos como Middle Earth Marketplace, que recrea el escenario de El Señor de los Anillos (suponemos que sin pagar derechos de autor a los herederos de Tolkien); Area 51, con estética ovni-ochentera, u OutLaw Marketplace, que se inspira en la estética cowboy. Vendedores que se han hecho famosos tras trabajar durante años en varios mercados y que han abierto sus propias tiendas en línea para ofrecer sus productos.

De esta forma, las posibilidades en la red profunda parecen estar multiplicándose, y la eficacia de las fuerzas de seguridad para eliminarlas ha sido hasta el momento muy limitada. Pero las cosas podrían empezar a cambiar en los próximos meses. La red profunda ha dejado de ser un sitio desconocido para el gran público y cada vez son más los reportajes en prensa general que hablan sobre ella. Las agencias internacionales de seguridad empiezan también a interesarse por el fenómeno y cada vez más sus esfuerzos irán destinados hacia la red Tor y sus contenidos.

Tor ha sido vendida como un método infalible para conectarse a internet sin dejar huellas y un seguro para la comunicación anónima. Pero en los últimos meses se multiplican las noticias e informes que señalan que esto no es así. Es probable que Tor, convenientemente configurado y con una serie de precauciones adicionales (que incluyen no usar Windows como sistema operativo, utilizar encriptado PGP para las comunicaciones, protegerse a través de una VPN…), proporcione un grado de privacidad y anonimato razonable para un usuario medio. Pero Tor es vulnerable a ataques y existen distintos modelos teóricos que explican cómo un atacante podría localizar la IP de un servidor.

Los mercados en linea de drogas se reproducen como una hiedra

 

Pero no nos engañemos. La guerra que se está preparando no tiene que ver solo con desarticular sitios donde se venden drogas, y son las muchas batallas y distintos los frentes en los que va a desarrollarse. Es mucho más lo que está en juego y, probablemente, de su resultado dependerá el futuro de internet. Porque de lo que se trata es de decidir si internet debe ser un lugar descentralizado, horizontal y en el que se respeten principios como la libertad de expresión, el derecho a la intimidad, la confidencialidad y el secreto de las comunicaciones, o bien si los estados tienen derecho a controlar todos estos aspectos. Tor es una herramienta que permite el acceso a internet en países como Irán, China o Cuba, que facilita el anonimato para periodistas e informadores y activistas políticos de todo el mundo.

“Existen importantes proyectos para lanzar mercados descentralizados en los próximos meses”

Pero volvamos al tema de los mercados de drogas. Todos los que están operativos en este momento siguen el modelo de Silk Road. Algunos han implementado importantes modificaciones o mejorías, pero su característica común que son mercados centralizados y controlados por administradores. Por “centralizados” queremos decir que se encuentran físicamente alojados en algún servidor que está localizado en algún lugar del globo terráqueo. La posibilidad de localizar físicamente un servidor, incluso a pesar de la relativa protección que ofrece Tor, es un factor limitante para este tipo de mercados, ya que es posible cerrarlos una vez que se han interceptado.

Así, un modelo que no fuera centralizado y que no estuviera controlado por personas supondría un salto cualitativo de importancia. Un mercado que no se alojara en ningún servidor concreto sino a través de redes P2P (al estilo de programas de intercambio de ficheros como Emule), y en el que los procesos de compra y venta se tramitaran de forma automática sin intervención humana, sería invulnerable en la práctica.

 

Evidentemente, son muchas las personas que han pensado ya esto y parece ser el futuro de los “mercados de drogas 2.0”. Existe un proyecto denominado originalmente DarkMarket, cuyo nombre se cambió a OpenBazaar hace pocos meses y que cumple estas características. En el momento actual se encuentra disponible su segunda versión beta, y aunque tiene todavía pocos compradores y vendedores, parece ser una de las opciones más interesantes de cara a un futuro cercano.

 

Fuente: Cañamo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestro Manual de Buenas prácticas