Investigación revela molécula similar al THC del cannabis en la trufa negra

truffle-720x438

Las trufas negras son buscadas y olfateadas bajo tierra por cerdos y perros amaestrados debido a su atractivo aroma a tierra y cacao, y también como científicos han encontrado, por contener una “molécula de la felicidad” similar al THC del cannabis.

Un compuesto llamado anandamida, que provoca la liberación de sustancias químicas en el cerebro para sentirse bien, es producida por estos hongos también conocidos como Tuber melanosporum, reveló una investigación de una universidad italiana.

Las trufas negras, caras y raras, y que crecen en países principalmente europeos, como Francia y España, se utilizan en virutas para adornar más de una comida gourmet y en chocolates de lujo, cuesta en torno a £ 195 (248 euros)por 100 g .

El producto químico, que también se conoce como “la molécula de la felicidad” debido a sus supuestos beneficios para aliviar el dolor y la depresión, se asemeja a la de tetrahidrocannabinol (THC), que se encuentra en la marihuana y en sus diversas formas. “Ananda” es también la palabra sánscrita para deleite o felicidad extrema.

A pesar de que se encontró que las trufas tenían sistemas de endocannabinoides, carecían de los receptores necesarios para que la anandamida se uniese. Como los hongos no tienen ningún uso para el producto químico, se cree que evolucionaron para emitir el olor de las trufas y para fomentar que los animales las coman y así ayudar a aumentar su número.

Mauro Maccarrone, del Campus Bio-Medico de la Universidad de Roma, y ​​sus colegas creen que esta semejanza con el THC ayuda a prolongar la existencia de las trufas gracias al olor que atrae a los animales que las sacan de la tierra y se las comen propagando así las esporas a través de sus excrementos.

El cultivo de la trufa negra también se produce en países fuera de Europa, como Australia y Nueva Zelanda en la plantación de avellanos, cuyas raíces están inoculados con micelio de trufa. Las trufas tienen que dejarse crecer de cuatro a diez años antes de ser cosechada.

 

Fuente: Lamarihuana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestro Manual de Buenas prácticas