Alaska se convirtió este martes en el tercer ESTADO de Estados Unidos en legalizar el consumo recreativo de la marihuana

alaskamarihuanaap

En la mayor ciudad del estado, Anchorage, los agentes de policía estaban listos para imponer las multas de 100 dólares y asegurar que fumar hierba sigue siendo algo que se hace a puerta cerrada.

Poner a Alaska en la misma categoría que el estado de Washington y Colorado, con marihuana legal, era el objetivo de una coalición que incluía a libertarios, individualistas y republicanos de administraciones  locales que atesoran los derechos de privacidad contemplados en la constitución de Alaska.

Cuando 53-47 el pasado noviembre votaron para legalizar el consumo de marihuana por parte de adultos en espacios privados, dejaron muchos detalles por concretar a los legisladores y reguladores.

Eso ha llevado a la confusión en muchos aspectos.

La iniciativa prohíbe el consumo en público, pero no define lo que eso significa, y los parlamentarios dejaron la cuestión a la junta regulatoria de alcohol, que tenía previsto reunirse este martes para tomar una estrategia de emergencia.

Eso permite a muchas comunidades en todo el estado adoptar diferentes posturas lo que significa fumar en público.

En Achorage, las autoridades intentaron sin éxito en diciembre prohibir un nuevo sector comercial de marihuana. Pero el jefe de policía, Mark Mew, dijo que sus agentes aplicarían de forma estricta la prohibición de fumar en público. E incluso advirtió a la gente que no fume en su porche si vive junto a un parque.

Pero más al norte, en el suburbio de North Pole, fumar al aire libre en una propiedad privada estará permitido si no provoca molestias, señalaron las autoridades allí.

 

Fuente: Terra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestro Manual de Buenas prácticas